FAQ

¿Tiene alguna consulta?

Las cirugías más frecuentes son el bypass gástrico, la gastrectomía vertical en Manga (Manga Gástrica). Todas las cirugías son realizadas por vía laparoscópica. También realizamos cirugías de revisión y conversión si los resultados no han sido los esperados.

Sí, pero es importante que se someta a una evaluación completa, incluyendo el riesgo cardiovascular y pulmonar para estar seguro de que esté en buenas condiciones para la cirugía. En general, los pacientes con diabetes, hipertensión arterial y apnea del sueño se consideran buenos candidatos para la cirugía.

En general, es una decisión que dependerá de usted y el equipo médico.

Son los riesgos y las complicaciones habituales asociados a los procedimientos de cirugías gastrointestinales y menores al 3% de los casos.

Las operaciones duran entre 2 y 3 horas habitualmente. Debe tener en cuenta la preparación previa y la recuperación posterior, por lo que puede permanecer entre 4 y 5 horas en el ámbito del quirófano.

Pasará un tiempo en la sala de recuperación antes de ser llevado a su habitación. Tendrá colocado suero y será tratado con analgésicos y una serie de medidas para prevenir trombosis, mediante medicamentos y medias elásticas. Se le solicitará que comience a caminar a las 2 o 3 horas según el caso. No podrá ingerir líquidos durante las primeras 24 horas.

La permanencia promedio es de 2 a 3 días. En muy pocas ocasiones, si un paciente presenta una complicación deberá tener una estadía más prolongada.

Esto va desde 5 días a 3 semanas y dependerá del tipo de trabajo y qué tipo de procedimiento que realice. La mayoría de los pacientes necesitan alrededor de 2 semanas antes de retomar su trabajo completamente.

Típicamente los rangos de pérdida de peso van del 50% al 90% del exceso de peso, dependiendo del procedimiento y de su peso inicial. Entre el 70 y 90 % de las enfermedades se controlan o desaparecen. Esta es una cuestión importante a conversar en la consulta.

Para obtener los mejores resultados, siga los consejos del equipo médico. Debe incorporarse a la terapia grupal, le proporcionará manejo de las emociones y la motivación para impulsar a largo plazo la pérdida de peso. Nuestros pacientes más exitosos (aquellos que han perdido más peso y lograron mantener dicha pérdida) son muy centrados en el cambio de vida. Si usted está dispuesto a hacer algunos cambios en su estilo de vida y adoptar algunos hábitos saludables, puede lograr resultados asombrosos.

Esto lo determinará la evaluación cardiológica. La cirugía mejora en la mayoría de los problemas relacionados con enfermedades del corazón, incluyendo: Alta presión, Colesterol, Problemas de lípidos, Agrandamiento del corazón (corazón dilatado o engrosamiento anormal), Enfermedad vascular (arteria y vena) y coronaria (arteria del corazón).
Es importante informar su condición cardiaca, fibrilación auricular, reemplazo de válvulas cardíacas, o stents previos o cirugía de bypass cardíaco. Si usted está anticoagulado tendrá indicaciones especiales antes y después de la cirugía.

La mayoría de las mujeres son mucho más fértiles después de la cirugía. Se recomienda esperar 12-18 meses después de la cirugía antes de quedar embarazada. La buena noticia es que, después de la cirugía, hay mucho menos riesgo de experimentar problemas durante el embarazo (diabetes gestacional, eclampsia, macrosomía) y durante el parto. Los niños que nacen después de la cirugía de la mamá tienen MENOS riesgo de ser afectados por la obesidad más tarde, debido a la activación de ciertos genes.

La mayoría de los pacientes tienen cierta piel floja o flácida. Su apariencia individual depende de varias cosas, cuánto peso pierde, su edad, su genética y si hace ejercicio o no. Algunos pacientes optarán por una cirugía plástica o reconstructiva para extirpar el exceso de piel. Se recomienda esperar al menos 18 meses, y no tener altibajos de peso.

Es común entre los 3 y 6 meses después de la cirugía. La pérdida de cabello es casi siempre temporal. La ingesta adecuada de proteínas, vitaminas, minerales y la actividad física (tonismo muscular) ayudará a asegurar el recrecimiento del cabello.

Deberá tomar un multivitamínico para toda la vida, pudiendo requerir también de hierro, calcio y vitamina D. También necesitará realizar chequeos y controles. Recuerde que el mejor resultado se consigue con un seguimiento adecuado.

Es necesario realizar una dieta pre-operatoria en particular, por lo general 2 o 3 semanas antes de la cirugía. La razón de la dieta preoperatoria es reducir el hígado y reducir la grasa en el abdomen. Esto ayuda durante el procedimiento y lo hace más seguro.

La mayoría de la gente piensa en una “dieta” como un plan que te deja con hambre. Ésa no es la manera que la gente siente después de la cirugía. Su apetito es mucho más débil y más fácil de satisfacer que antes. Esto no significa que pueda comer lo que quiera y cuando quiera. Las opciones de alimentos más saludables son importantes para obtener los mejores resultados.
La mayoría de los pacientes también piensan en el ejercicio como algo que debe ser intenso. La actividad regular y modesta es mucho más útil a largo plazo. No existe un plan “único”. Aprender y cambiar a medida que se avanza.

Puede ocurrir que deba reducir o eliminar muchos de los medicamentos que toma para la presión, enfermedades del corazón, artritis, colesterol y diabetes.

Suscríbase al Newsletter

Cuente con todas las novedades y artículos de interés

WhatsApp Consulta por WhatsApp