El embarazo tras la cirugía bariátrica

El embarazo tras la cirugía bariátrica

La cirugía para adelgazar (también llamada cirugía bariátrica o cirugía de bypass gástrico) es cada vez más común. Pero, ¿cómo este tipo de cirugías afecta la fertilidad de las mujeres y el embarazo en sí?

1. Puede que aumente tu fertilidad

La cirugía bariátrica puede producir un repentino cambio positivo en tu fertilidad. Y es que las mujeres con problemas de fertilidad relacionados con la obesidad que se han sometido a esta cirugía, pueden empezar a ovular regularmente, por primera vez en años.

Y si tienes el síndrome de ovario poliquístico (SOP), tu fertilidad también mejorará después de la cirugía. Un estudio publicado en el Diario de Endocrinología Clínica y Metabolismo de Estados Unidos encontró que la pérdida de peso después de la cirugía, resolvió irregularidades metabólicas y reproductivas en mujeres diagnosticadas con SOP.

Advertencia importante: el incremento en fertilidad que se ha encontrado en mujeres que se someten a la cirugía bariátrica, puede aumentar las posibilidades de embarazos no planeados. Si no estás bajo algún tratamiento anticonceptivo, esto puede ser un problema, especialmente si no han transcurrido 18 meses después de que te hiciste la cirugía. Lee acerca de las opciones anticonceptivas.

2. Debes esperar 18 meses antes de quedar embarazada

Hay muchas probabilidades de quedar embarazada después de la cirugía bariátrica una vez estabilizado tu peso. Después de la cirugía, tu cuerpo pasa por cambios potencialmente estresantes y un trastorno nutricional importante, lo que puede ocasionar problemas para un bebé en desarrollo.

“El embarazo después de la cirugía para bajar de peso no es un problema. La única preocupación es quedar embarazada en el periodo cuando se pierde peso muy rápidamente”, dice Philip Schauer, director de la unidad de laparoscopía avanzada y cirugía bariátrica en el Instituto Bariátrico y Metabólico de la Clínica Cleveland, en Estados Unidos.

Para evitar que las mujeres y sus bebés tengan problemas por desnutrición, los médicos recomiendan que las mujeres esperen hasta los 18 meses después de la cirugía para embarazarse.

Quedar embarazada por lo menos 18 meses después de la cirugía reduce los riesgos de desnutrición de la madre y el feto, y también que el bebé sea muy pequeño para su edad gestacional.

Después de los 18 meses, una mujer debería haber alcanzado un peso estable y poder proporcionar los nutrientes necesarios a su bebé.

3. Estar pendiente de tu alimentación y consumo de nutrientes

Incluso después del periodo posterior a la cirugía inicial, muchas mujeres tienen deficiencias nutricionales que pueden ser problemáticas en el embarazo.

Una de las complicaciones nutricionales más comunes asociadas con la cirugía bariátrica son deficiencias de vitamina B12, hierro, calcio y vitamina D. En algunos casos, los pacientes pueden experimentar tras la cirugía, la desnutrición proteico-calórica y mala absorción de grasa.

Después de la cirugía, muchas mujeres consumen tan solo 500 calorías al día y por lo regular tienen que tomar vitaminas adicionales para compensar la deficiencia nutricional ocasionada por los cambios en su metabolismo.

Puede ser muy difícil obtener los nutrientes que necesitas durante el embarazo debido a las náuseas. Y es que una complicación común después de la cirugía, es que las náuseas del embarazo pueden aumentar. Si las náuseas te quitan el hambre o no puedes retener los alimentos, habla con tu médico acerca de los medicamentos más recomendables para controlar las náuseas durante el embarazo.

Para asegurarte de que tú y tu bebé están recibiendo los nutrientes necesarios, consulta a un nutricionista que esté bien informado acerca de la cirugía de pérdida de peso. Dile qué tipo de cirugía tuviste y la cantidad de peso que has ganado durante el embarazo. Cuéntale además tus preferencias en cuanto a tu alimentación. Este experto en nutrición podría recomendarte que comas varias comidas pequeñas durante el día, lo que mejora la absorción de nutrientes.

También debes pedir a tu médico que verifique tus niveles de vitamina de manera regular. Este puede sugerirte tomar suplementos vitamínicos adicionales.

4. Es posible que tengas que orientar a tu ginecólogo

Como el auge de la cirugía de pérdida de peso es relativamente nuevo, muchos obstetras no saben cómo tratar a las mujeres que han tenido una. Las mamás que se han sometido a esta cirugía dicen que han tenido la incómoda posición de orientar ellas mismas a sus obstetras.

Si has tenido una cirugía de bypass gástrico y recientemente quedaste embarazada o quieres quedar embarazada, habla con tu doctor con tiempo. Esto les dará la oportunidad de investigar todo sobre tu cirugía y conocer un poco más tu estado de salud.

5. Tu riesgo de complicaciones disminuye, pero no desaparece

Un estudio publicado en el diario Obstetricia y Ginecología de Estados Unidos encontró que, las mujeres que se sometieron a la cirugía de pérdida de peso desarrollan hipertensión inducida por el embarazo y diabetes gestacional, a niveles similares que las mujeres de peso saludable y que nunca habían sido obesas o que nunca habían tenido la cirugía para perder peso.

Pero como muchas mujeres que se someten a la cirugía bariátrica siguen con cierto grado de sobrepeso cuando se embarazan, es probable que los doctores vigilen aún más de cerca sus embarazos. 

6. Puedes enfrentar una batalla de imagen corporal

Uno de los mayores efectos emocionales del embarazo para la mujer después de la cirugía, tiene que ver con la imagen de sí mismas y de su cuerpo. Una mujer no solo tiene que acostumbrarse a la idea de que su vientre volverá a crecer, sino también, puede tener algunas cicatrices de la cirugía que no estiran muy bien a medida que aumenta de peso.

“Psicológicamente, para una gran cantidad de mujeres que ha tenido cirugía para bajar de peso es muy difícil aceptar que subirán de peso nuevamente en el embarazo”. “Tienen que sentirse cómodas con el hecho de que ‘Sí, ahora es el momento de ganar peso’. Otra parte emocional del embarazo es que es estresante y las personas tienden a comer cuando están estresadas”.

Así que las mujeres corren el riesgo de ir a los extremos, ya sea haciendo dieta durante el embarazo, lo que puede traer consecuencias nutricionales graves para el bebé, o recuperando algo del peso que habían perdido ya que están comiendo más alimentos.

La clave es pensar en el bebé antes de comer, y así estás pensando en lo que es mejor para esa criatura.

 

Fuente: texto parcial de nota.

https://espanol.babycenter.com/a25016264/el-embarazo-tras-la-cirug%C3%ADa-bari%C3%A1trica#ixzz5QozEDWIR

Leave a Reply

Your email address will not be published.

WhatsApp Consulta por WhatsApp