Póngase en movimiento para retrasar el envejecimiento cardiovascular

Póngase en movimiento para retrasar el envejecimiento cardiovascular

Mantenga su corazón fuerte y joven dándole un buen entrenamiento regular.

Su corazón, como cualquier otro músculo, puede debilitarse con el tiempo, especialmente si es sedentario. A medida que envejece y se vuelve menos activo, el músculo del ventrículo izquierdo de su corazón (la cámara que bombea la sangre rica en oxígeno al cuerpo) se vuelve más rígida.

El poder del cardio

Pero al igual que con los otros músculos, es posible fortalecer su corazón e incluso revertir parte de su envejecimiento. La solución: ejercicio de cardio regular. Esto no es una sorpresa, ya que aumentar el ejercicio y la actividad física a menudo son la primera receta para mejorar la salud general del corazón. Entonces, ¿cómo ayuda el ejercicio a un corazón que envejece?

Cuando hace ejercicio, el esfuerzo obliga a su corazón a bombear más sangre alrededor de su cuerpo a sus músculos y pulmones. Todo el proceso relaja los vasos sanguíneos con el tiempo y hace que su corazón funcione de manera más eficiente, lo que mantiene la presión arterial baja.

El ejercicio correcto

La recomendación estándar para la aptitud es 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada por semana.

Su corazón no conoce la diferencia entre una caminata rápida y un entrenador elíptico. El objetivo, entonces, es hacer algún tipo de ejercicio cardiovascular, cualquier cosa que haga que su corazón bombee y lo haga sudar.

Aún así, para maximizar sus esfuerzos de ejercicio con el propósito de mejorar el envejecimiento del corazón, la intensidad y la duración son importantes. Un estudio publicado, encontró que el ejercicio puede revertir el daño a los corazones sedentarios que envejecen, si es suficiente ejercicio.

Los investigadores encontraron que las personas que hacían ejercicio de cuatro a cinco sesiones de 30 minutos a la semana mejoraban la cantidad máxima de oxígeno que su cuerpo puede usar durante el ejercicio, lo que es un marcador bien establecido de longevidad y capacidad física.

Nunca es demasiado tarde

Incluso si ha sido sedentario durante muchos años, no es demasiado tarde para ayudar a su corazón.

Los investigadores inscribieron a 45 corredores recreativos, con un promedio de edad de 50 años, en un programa estructurado de entrenamiento de 18 semanas. El objetivo era ver si el ejercicio de intensidad moderada podía cambiar la estructura y la función del corazón en una población que envejece.

Después, las pruebas mostraron que el programa de entrenamiento mejoró la función cardíaca general entre todos los corredores, incluido el aumento del tamaño del ventrículo izquierdo de su corazón. También mejoró  la cantidad máxima de oxígeno y disminuyó la presión sanguínea, especialmente entre los corredores menos experimentados.

Esto muestra que se puede alcanzar fácilmente el nivel de ejercicio necesario con poderosos beneficios terapéuticos. Entonces, haz un favor a tu corazón envejecido y ponte en movimiento.

Fuente: Harvard Medical School

Leave a Reply

Your email address will not be published.

WhatsApp Consulta por WhatsApp